Los pequeños trucos de la viajante

 

silueta

La luz

¡LA LUZ ES LA QUE DA VIDA A CUALQUIER SOMBRA!

La fuente de luz además de producir la sombra, si la utilizamos correctamente, puede generar sensaciones y atmósferas peculiares e imprevistas, sobre todo en relación con el color de las siluetas y personajes, que normalmente se supone negro. De hecho, en el transcurso del espectáculo podemos crear diversos efectos cromáticos simplemente modificando o alterando, con el envoltorio de un caramelo corriente, el rayo luminoso.
Jugando con la intensidad, la distancia y el ángulo de inclinación óptimo de la fuente luminosa, produciremos el clásico efecto cinematográfico del zoom.

 
El sonido

Un acompañamiento sonoro apropiado ejerce un papel expresivo relevante incluso en la más doméstica de las representaciones.
No nos referimos sólo a las voces que pueden acompañar los movimientos de los personajes, sino también a una auténtica banda sonora.
Cualquier música que elijamos debe ser, ante todo, adecuada para lo que vamos a proyectar. Texto, música, color de las luces y efectos sonoros de distinto tipo concurren en grado semejante en la creación del espectáculo.

Combinar el fondo musical pregrabado con un acompañamiento musical ejecutado en directo predisponiendo al público a participar, aumentará el valor de la representación.
Para un acompañamiento musical en vivo, bastará con improvisar una pequeña orquesta de aficionados, con instrumentos construidos por los propios ejecutantes en función de su capacidad y creatividad. Se puede llegar a obtener mucho con poco: cualquier objeto, tratado adecuadamente, es o puede llegar a ser un instrumento musical.

Por ejemplo, podemos obtener el sonido de una flauta acercando los labios a un peine forrado con papel de seda.

Para crear los denominados efectos especiales y almacenar todo un archivo sonoro, podemos obtener excelentes resultados con un poco de imaginación y unos instrumentos esenciales con los que cuentan todas las casa. No se trata de una operación difícil, es más, resulta muy sencilla y divertida.

 

Canto de pájaros

Cortar un tapón por la mitad, humedecerlo con agua y vinagre y frotarlo después contra el cuello de una botella de vidrio.

Explosión

Se pincha un globo con una aguja, según el más clásico de los sistemas.

Galope

Se repiquetean lápices sobre una base de madera. Alternando la frecuencia de los golpes se obtendrá un buen paso, un trote o un galope.

Llamas

Hacer una bola con una bolsa de celofán y estrujarla para obtener una más que verosímil imitación sonora del crepitar de una llama.

Lluvia

Se necesitan un puñado de guisantes secos y una bolsita de punto fino. Tan sólo hay que meter los guisantes en la bolsita y agitarla.

 

(1) Estas trucos han sido extraidos del práctico manual Sombras Chinescas. Attilio Mina. 

 

Fabrica tu Cine-Maleta

Cine de sombras

El proyecto

La viajante ambulante

En cartel…